Pon en el fondo del cubo de la basura un papel de periódico y sobre él, coloca la bolsa. Evitarás que la bolsa gotee al sacarla, por no darte cuenta de que tiene algún agujerito.