Esta deliciosa receta es ideal como plato principal, acompañado de una ensalada fresca. De sabrosísimo sabor, y original al paladar, combina de una forma exquisita el dulce con el salado. Vale la pena trabajarse un poco este plato, ¡sorprenderás a tus comensales!

Para 4 porciones.

Ingredientes

1 bloque de seitán
1/2 litro caldo de verduras
1 vaso vino tinto
2 dientes de ajo pelados
1 unidad cebolla
1 unidad zanahoria
2 porciones tomates secos, opcional
1 pizca clavos de olor
1 pizca sal
1 cucharada aceite
2 hojas de laurel

Instrucciones

Cortar el seitán en dados. Poner una olla al fuego con aceite de oliva y añadirle los dientes de ajo enteros pelados, la cebolla cortada en pedazos no muy pequeños, los clavos y el laurel. Rehogar bien. Añadir el seitán y darle vueltas para que comience a cocinarse. Añadir los guisantes y la zanahoria cortada en rodajas.

Añadir el pimentón y remover. Cubrir todo con el caldo vegetal. Si no fuera suficiente, añadir agua. Añadir los tomates secos cortados en tiras. Cuando lleve unos 15 minutos hirviendo, añadir el vino. Dejar cocer a fuego medio durante 30-35 minutos. Antes de servir, me gusta espurgar el guiso y quitarle los dientes de ajo, el laurel y todos los clavos que pueda. Suelo añadir bastantes clavos, unos 10, porque el sabor que aporta me encanta.