Foto por Peter McIntosh.

Para 4 personas

Ingredientes:

1-2 cabezas de brócoli
1 taza de trigo
1 limón, la ralladura y el jugo
1/3 de taza de aceite de oliva virgen
Sal marina y pimienta molida negra
Un puñado de perejil fresco, picado
Un puñado menta, perifollo, eneldo o hojas de albahaca, recien arrancadas

Preparación:

Coloque una olla grande con agua a hervir. Cuando el agua esté hirviendo agregar todo el brócoli y cocine durante 2-3 minutos, dependiendo del tamaño. Retire inmediatamente y refresque con agua fría, escurra y reserve.

Coloque los granos de sémola de trigo en una sartén seca y caliente a fuego moderado hasta que estén ligeramente tostados (unos 3 minutos), tengan un color oro y estén desprendiendo un aroma de tostado, coloque en un bol, exprima más jugo de limón, agregue la ralladura y 1-2 cucharadas de aceite de oliva, sazone ligeramente con sal y pimienta. Mezclar bien y añadir 1 taza del agua de la cocción del brócoli. Agitar de nuevo y añadir otra media taza de agua, dejar reposar para absorber (15 minutos) mientras se prepara el brócoli.

Para preparar el brócoli use un cuchillo afilado sobre la cabeza del éste, casi como si afeitara el brócoli, deben quedar piezas diminutas de color verde. Continúe hasta que llegue al tallo tierno.

Deseche el resto del tallo duro. Agregue el brócoli al trigo partido junto con las hierbas, sazone al gusto. Agregue más limón y aceite de oliva si es necesario. Revuelva para combinar y sirva caliente o a temperatura ambiente. Es un plato tan versátil que puede ir con casi cualquier cosa.