Rinde 4 a 6 porciones.

Ingredientes:

1 cabeza de coliflor mediana
2 tazas de agua
1 cucharada de ralladura de limón
1 hoja de laurel
1/4 taza de aceite de oliva, y un poco más si es necesario
3 chalotas en rodajas finas
1 cucharadita de hojuelas de chiles secos
1 col de Bruselas, en rodajas finas
sal

Instrucciones:

Corte la coliflor en ramilletes de 2 pulgadas.

Coloque la coliflor picada en un procesador de alimentos hasta que tenga una apariencia y consistencia como el cuscús, unos 45 segundos.

En una sartén grande, ponga el agua, la ralladura de limón y la hoja de laurel a fuego lento. Añada alrededor de 1/2 cucharada de sal al agua. Agregue la coliflor y cocine por cinco minutos, o hasta que la coliflor este suave. Escurra el exceso de agua y reservar.

Coloque en un sartén grande a fuego medio, agregue el aceite de oliva, la chalota en rodajas finas y las hojuelas de chiles secos. Saltee hasta que las chalotas estén transparentes, unos 3 minutos.

Agregue las coles de Bruselas en rodajas finas a la sartén. Sal al gusto, y añada más aceite si es necesario. Saltee hasta que los brotes se vuelven de color verde brillante y tierno, unos 4 minutos. Retire del fuego.

En un tazón grande, coloque juntos la coliflor y las coles. Añada sal o aceite de oliva si es necesario.

Sirva caliente.