Ingredientes:

8 alcachofas
Una cebolla
2 cucharadas de harina
Un vaso de vino blanco
Un vaso de caldo vegetal
Un limón
Aceite de soja
Pimienta blanca molida
Una pizca de sal yodada

Preparación:

Se limpian las alcachofas quitándoles el tallo, las hojas externas y las puntas, y se bañan con zumo de limón para que no se pongan negras. Después se cuecen en agua hirviendo con un poco de sal, y una vez cocidas se retiran del fuego y se escurren.

Mientras tanto se rehoga la cebolla en aceite bien caliente y en cuanto empiece a dorarse se le incorpora la harina, removiendo bien para que ligue, y acto seguido se agregan las alcachofas cocidas, el vaso de caldo y el vaso de vino blanco. Se sazona con un poco de sal y pimienta, y se deja cocer a fuego lento hasta que la salsa espese.

Se retira del fuego y se sirve bien caliente.