El seitán es un alimento de origen chino que tiene más de 600 años de antigüedad. Los japoneses, sus habituales consumidores, lo llaman kofu.

¿De qué se trata?

Denominado también proteína vegetal, es la proteína del trigo integral: el gluten, que se encuentra en el embrión o germen del grano de trigo y es su parte más importante, de donde nacerá la nueva vida. Se lo come de muchas y diversas maneras: aquí integra un wok con vegetales, hongos y arroz yamani.

Ingredientes:

4 porciones

Lo que lleva

arroz yamani 1 ½ TAZA
agua 4 ½ TAZAS
algas kombu 1 PUÑADO (50 GRAMOS)
zanahorias 2
morrones 2
berenjena 1
zucchini 2
puerros 2
aceite (o caldo de verdura) 2 CUCHARADAS
seitan (se consigue en el barrio chino) 200 GRAMOS
gírgolas 4
nueces peladas 8
salsa de soja 4 CUCHARADAS
aceite de sésamo 1 CUCHARADITA.

Preparación:

Cocinar la taza y media de arroz yamani en el triple de su volumen de agua durante unos 25 minutos.

Remojar las algas en agua caliente 30 minutos. Cortar los vegetales (las zanahorias, los morrones, la berenjena, los zucchini y los puerros) en juliana y saltearlos en un wok con el aceite o caldo de verdura, moviéndolos con una espátula, para que se cocinen parejo, apenas unos minutos.

Sumar el seitán al wok cortado en tiras, los hongos (enteros o en tiras), las nueces, las algas escurridas y la salsa de soja y cocinar 5 minutos. Agregar el aceite de sésamo y el arroz y mover la preparación para integrar los sabores.

Servir el wok de seitán, hongos y algas, con el arroz yamani y los vegetales salteados.