Muhammara de castañas es un entrante delicioso en sabor, nutritivo, saludable, como la mayoría de recetas de la dieta mediterránea y la que hemos heredado de la cocina árabe, con vegetales y frutos secos que dan color y sabor a nuestros menús.

Ingredientes:

3 pimientos morrones rojos
3 dientes de ajo asado
50 gramos de castañas asadas
20 gramos de pan rallado
1/2 cucharadita de comino molido
1/2 cucharadita pimentón
1/2 cucharadita de pimineto aleppo
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (o más si se desea)
y 3-5 gramos de sal.

Elaboración:

Lava los pimientos y ponlos en la bandeja del horno, hornéalos a 165-180º C hasta que la piel esté tostada y la carne tierna. Déjalos enfriar un poco y pélalos, retira el pedúnculo y las semillas y ponlos en un recipiente para triturar.

Añade los dientes de ajo asados, las castañas asadas troceadas, el pan rallado, el comino, el pimentón (que puede ser dulce o agridulce, ya comentamos que es una versión independiente de la tradicional y se puede enriquecer al gusto), la pimienta aleppo, la sal y el aceite de oliva.

Tritura hasta conseguir un puré en el que el fruto seco, en este caso las castañas asadas, deje constancia de su existencia e invite a masticar en cada bocado. Deja reposar la Muhammara de castañas hasta que se enfríe completamente.

Emplatado:

Sirve la Muhammara de castañas acompañada de pan pita cortado en triángulos u otro pan plano que sea del agrado de los comensales (hacer este pan casero es muy fácil), en un cuenco en el centro de la mesa para que los comensales vayan untando su pan. También puede servir a cada comensal su plato o cuenco con muhammara.